25 de mayo de 2010

Ahora que nada me sale como espero,
ahora que creo no poder es cuando más puedo.

20 de mayo de 2010

Tengo que confesarlo, a quien sea. Aunque no lo lea nadie. Tengo que decirlo y soltarlo de una vez.
Hoy me he acordado de ti, como no lo hacía en mucho tiempo. Ha sonado una de esas canciones con las que me torturaba pensando en ti y en lo que pasaría, y no he podido evitarlo. Me he derrumbado por dentro como un castillo de cartas. He recordado todas las horas muertas que gastaba imaginándome mi vida sin ti, tomando decisiones sin saber qué pasaría. Todo acabó cuando solté el nudo que ataba mi pequeña barca a tu fuerte muelle.
Y estuve mucho tiempo a la deriva; ahora ya no. Sé que si volvemos a encontrarnos, volverá a pasar lo mismo, yo cometeré los mismos errores. Somos un círculo vicioso. Sé que me evitas para que no ocurra. Sé tantas cosas que no quiero saber nada.
He tirado de la cadena para que se lleve todos los malentendidos, pero no ha funcionado. La vida, el día a día, me asfixia. Quiero superar esta etapa para empezar de nuevo en otro lugar, rodeada de otra gente, y con otra perspectiva.
¿Sabes que hay animales cuya vida dura apenas un día? Yo quiero sentir que soy así, que debo aprovechar cada momento que me queda para hacer algo útil, para mí y para los demás.
La vida no es un parque de atracciones, ni un camino estrecho y triste. Tampoco una senda provisional que nos llevará a una existencia eterna. La vida es esto. Es hoy, es el despertador por las mañanas y ver la tele por las tardes, la rutina, la esperanza, el deseo de libertad.

Sólo quiero tener un plan: no hacer planes.

19 de mayo de 2010

"Te lo dije, si me das un metro te hago un descosido.
Te lo dice el pequeño desastre que origino.
Yo no quiero que tú te enganches conmigo.
Yo no quiero que nadie cargue conmigo."

8 de mayo de 2010