31 de diciembre de 2010

Buscamos secretos en lugares remotos de nuestro inconsciente.
Cosas que están ante nuestros ojos.
Como estatuas en el camino.
Como estigmas en la mente.
Si te miras al espejo y no ves más que tus despojos,

16 de diciembre de 2010

Te voy a dar una idea:
siéntate en el patio de tu casa
o en el parque de ahí abajo
en una hora silenciosa.
El sol iluminará cada detalle
pero hará frío
y un leve viento que mueva las hojas del suelo
para que silben al arrastrarse
y tú te creas que te están hablando.

Entonces hazte un peta
no muy cargado
y disfruta de lo que hay
porque es más que lo que queda.

11 de diciembre de 2010

Hay miedos encerrados en miedos.
Hay miedos encerrados en ruidos
en oscuridad
en el sentimiento de estar sola
a pesar de todo.
Hay voces que nunca escuché
y otras que nunca salieron de mí.
Hay vidas que no supe aprovechar
y otras que no recuerdo.

10 de diciembre de 2010

Adoro
el momento eterno
y a la vez
efímero
en que te miro a los ojos
muy cerca
y tú vacilas,
sonríes tímidamente
y apartas la mirada...

9 de diciembre de 2010

8 de diciembre de 2010

Perdiendo el tiempo

De cop i volta, en mig de la foscor s'encengué una flama. Petita, lluminosa. La seva calidesa augmentava alhora que la flama creixia. I m'abrigava quan no hi havia res que em tregués el fred de sobre. Però era tan lluent que de vegades no em deixava veure més enllà...
¿La verdad existe?

5 de diciembre de 2010

"En un momento muy complicado, cuando uno está muy enfadado con una persona y odia mucho, ese odio se le vuelve y le hace daño. Y odiar a veces nos sale sin darnos cuenta, porque a veces estamos muy enfadados con una situación, con una persona, y odiando tanto no paramos de hacernos daño a nosotros mismos... Teniendo una charla con una persona muy importante me dijo algo muy bonito y que me hizo mucho bien: el hecho de agradecer a esa circunstancia o a esa persona a la que yo estaba odiando muchísimo, agradecerle por el hecho de haberse cruzado en mi camino y haberme enseñado cosas, por haberme enseñado con esa situación horrible, que fue como un caos, a agradecer, y simplemente con agradecer, todo podía volverse diferente."



Lucas Masciano

1 de diciembre de 2010

No vengo en son de paz,
hoy no quiero mantener 
la compostura.
Me niego a morderme 
la lengua.
Aunque me duelen
mis propios reproches
y temo 
mi propio rechazo...
No puedo ignorar a la rabia
no puedo no sentirla.