28 de abril de 2011

No puedo enfadarme contigo por ver la realidad
pero puedo enfadarme con la realidad por ser así de puta
y puedo enfadarme conmigo
por ser tan testaruda.

No puedo odiarte por ser racional
pero puedo odiar al amor
al destino
y si se me cruzan los cables,
a Cupido.

Puedo odiar irracionalmente a la distancia
puedo eternizar un grito colérico
contra mi propia estupidez.
Puedo colarme en tus sábanas
pero también puedo desaparecer
y nunca más volverías a saber de mí.



Me rebasas.
Te quiero te odio
te reencuentro te vuelvo a perder.
Te he vuelto a perder.
Y yo me subo al tren con ganas de decir
que la vida no debería tener un sabor tan agridulce.
Y el tren me contesta con un par de movimientos bruscos,
como diciendo "dímelo a mí".


No, lo peor es que no puedo colarme en tus sábanas
igual que tú no puedes colarte fuera de mi cabeza.
Paseando hacia un bar he oído tu voz y no eras tú
al volver he escuchado tu risa y no eras tú
Quiero que te escapes, tan bien que sabes hacerlo
cuando menos me apetece.

18 de abril de 2011

La tierra está temblando mientras yo sigo aquí bañada en el sol que entra por mi ventana. Al otro lado del mundo hay un pueblo intentando reconstruirse tras la furia de los elementos. Y yo sigo aquí, llevando una vida que me gustaría cambiar. Mintiendo en la cara de la gente que cree que sólo somos esto. Callando cuando las palabras se deciden a hablar por sí solas y de pronto las ideas tienen algo de valor. Escondiendo que me gusta fumar y que me atraen las personas. Mientras el mundo se derrumba yo sólo pienso en mí, como todos vosotros.
No busquéis la verdad en mis palabras porque sólo la hallaréis en una de cada cien. No consigo ser yo misma, no creo en la humanidad ni creo en nada. Las cosas que nunca publicaré son las que os harían ver lo que soy realmente, lo que tengo yo adentro.
Si alguna vez tuve fe, la perdí.
Estoy recordando cosas como cuando me decía que no había quien me entendiera. Como cuando escribí para desahogarme cuando tenía que haber hablado.
[Fui cigarra en tus veranos. Te canté y olvidé cuidarte. Desafiné las últimas notas que me diste. Perdí el tiempo y no gané nada.]
Y en esas estamos.

13 de abril de 2011

Las cosas bonitas que te escribí y nunca leíste III

No veas más allá de mí, no busques nada más que a mí. Por encima de todo, quiéreme. Quiéreme por encima de todo. Y hazme ver las estrellas y las nubes, y todo lo demás. Pero contigo.
Abusa de mi confianza, juega con mis palabras, enreda mis sentidos, susurra en mi oído, ahuyenta mis miedos, calienta mis manos...
[2008]

Las cosas bonitas que te escribí y nunca leíste II

Píntame con palabras y ábreme los ojos a nuevos mundos.
Demuéstrame que no hay más que aquello que tú y yo nos decimos.
Abrázame cuando caiga rendida y mírame dormir.
[2008]

Las cosas bonitas que te escribí y nunca leíste I

Focalízame con tu mirada y dispárame el flash, como si fuera la única foto que querrías llevarte contigo.
Inmortalízate en mi alma. Tatúame todas aquellas cosas que nunca te atreviste a decirme.
Yo me tatuaré a fuego tu nombre. Me inmortalizaré sobre tu piel.
[2009]

12 de abril de 2011

Hoy me he sentido menos inútil que ayer pero un poco más enfadada con el mundo. Hoy he dormido mal. Hoy se me ha quemado la comida escuchando al Robe. Hoy me gustaría gritar que no es suficiente. Sol, déjame en paz. 

5 de abril de 2011

Cosas que no sabías de mí hasta ahora (o quizás sí)

1. Me llamo Candela, pero me puedes llamar Candi.
2. Mis cereales favoritos son los de estrellas.
3. Tengo facilidad para enfermar.
4. No me gusta la impaciencia.
5. Soy impuntual.
6. Creo en eso de que las distancias se acortan.
7. Disfruto cuando veo que alguien me está mintiendo a la cara y pone cara de circunstancias.
8. Mi héroe de la infancia fue mi abuelo.
9. Me resulta difícil comprometerme.
10. Odio la teoría "El movimiento se demuestra andando".
11. A veces me siento como la protagonista del libro que algún día escribiré.
12. Tengo una memoria espantosa.
13. Nunca he pensado que el número 13 dé mala suerte.
14. Llevo tres días haciendo esta lista, intentando pensar en cosas que la gente no sepa de mí, y sólo llevo 14.
15. No creo que sea una persona transparente.
16. No les sé decir que no a los vicios.
17. Me gusta Neruda y me gustas cuando callas porque estás como ausente.
18. Estuve 9 años en una academia de arte y de pronto un día lo dejé. Quiero quitarle el polvo al caballete.
19. Llevo leyendo libros desde los 7 años.
20. Nunca me he arrepentido verdaderamente de algo.
21. No me gustan las faltas de ortografía.
22. A veces me considero valiente y, otras, cobarde.
23. Tengo mal genio cuando me despiertan.
24. Quiero aprender idiomas.
25. Creo que la política es sencilla, pero es difícil de cambiar.
26. Un día me alejé de mis padres comiendo regaliz y me perdí. Desde entonces odio el regaliz.
27. Creo que una sonrisa bonita es mucho más que unos dientes bien colocados.